Para cubrir todas sus necesidades, de papel o de entretela, y con una  amplia  gama de colores para poder combinar con el resto del menaje, en forma de camino o individuales. Imprescindible para vestir la mesa, y lo que, a fin de cuentas,  determinará el color de la vajilla, para destacar o contrastar con  su color y diseño.