Para las fiestas de comunión, la mezcla de vajillas y accesorios es la idea que nos inspira.

Crear  un ambiente único y personal es nuestro primer objetivo.

Coordinar platos de color con estampados  es fundamental,  divertido y fácil.

Las composiciones son infinitas.