Aperitivo de gazpacho

Una forma muy original de presentar un entrante de gazpacho (en esta zona del Sur continuamos con calor) es en mini botellas de cristal colocadas  sobre una cima de hielo picado. La capacidad es de 100 ml., suficiente para tapear en un bufé sin acabar  empachado, ya que se supone que no será el único aperitivo. Las botellas son de bítter  cinzano con soda, una bebida italiana que era muy consumida en España en los años 60 y que hemos encontrado en Carrefour. Si quieres juntar unas cuantas   botellitas del mismo estilo sin tener que comprarlas  directamente, sabemos que en los supermercados  Lidl  también  comercializan un refresco italiano sin alcohol embotellado con esa mima capacidad y más económico que el bitter. Los tapones de corcho  los hemos comprado en un “chino”.