Las blondas de papel en colores se usan para la presentación de tartas, pasteles y bizcochos. Son perfectas para servir aperitivos. Las blondas de colores son muy originales y confieren  estilo y elegancia a la fiesta. Las blondas grandes resultan muy estilosas usadas como bajo plato. Sólo hay que combinarlas con el color de la  la vajilla.