Navidad es una época para para lucir y presumir de nuestra mejor vajilla y cristalería,  pero hay que reconocer que son numerosas  las reuniones alrededor de la mesa  con comidas, cenas y picoteos.  Por tanto, no viene mal un complemento de apoyo con algunos de nuestros productos desechables, cuyo bonito y original diseño los hacen estar a la altura, tanto de la propia celebración como del menaje tradicional.  Y, por supuesto, no olvidemos una de sus ventajas más  apreciadas y que el anfitrión@ agradecerá sobremanera: recoger y tirar en un sólo gesto.